Un nuevo aumento de la pobreza durante 2019

Según la UCA, alcanzó al 35% de la población este año. Entre las causas figuran el incremento en los alimentos, la pobre recuperación salarial y la devaluación del peso.

El investigador del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA), Eduardo Donza, afirmó el sábado pasado que la pobreza aumentó durante 2019 y estimó que se encuentra en “valores cercanos al 35%”. En declaraciones radiales, el especialista enumeró las razones que produjeron el incremento y recomendó una serie de acciones para aminorar las consecuencias de la crisis económica.

En primer lugar, dijo que las causas de la suba son varias. “Durante los primeros meses del año, los aumentos de los alimentos fueron mayores al promedio general”, subrayó. Además, todavía no se registra “una recuperación” que permita revertir el escenario.

Por otro lado, dijo que “hay cuestiones estructurales importantes a tener en cuenta” y remarcó que “la calidad de vida de la población no está solamente asociada al nivel de ingresos de un mes”. Donza puntualizó que esas cuestiones se vinculan con la “calidad y servicios de vivienda, seguridad social, atención médica y asistencia al colegio”. Cabe recordar que la medición multidimensional de la pobreza que elabora la UCA no sólo tiene en cuenta el aspecto económico de las familias, sino también el acceso a otros derechos.

Según la estimación de la UCA, en 12 meses, la pobreza subió 3%. Para Donza, el aumento “es mucho” y encuentra explicación, en parte, por el “efecto de la devaluación”. En concreto, dijo que Argentina tiene una economía “que reacciona muy rápido con relación a la cotización del dólar”. A su vez, dijo que “cuando tenemos devaluaciones, que son muchas veces bruscas, tenemos subas muy grandes de precios y en un mercado de trabajo que está más precarizado”.

Finalmente, recomendó que se debe contar con “una estabilización del tipo de cambio para que se estabilicen los precios”, aunque aclaró que “con eso no alcanza” y que sólo es para que la situación no empeore. “Para que haya una mejora, los ingresos de las familias deben recuperar lo que perdieron”, afirmó Donza y estimó que “en el mejor escenario, se podría volver a valores de 2015, cercanos al 30%”.

De todas maneras, dijo que volver a esa situación es muy difícil ya que desde 2008 los números “se estancaron” en ese valor y “las condiciones estructurales no permiten que fluctúen tan fácilmente”. Advirtió también que “es difícil medir porque entre el 2009 y el 2015 los datos eran muy escasos”. “Después de 2002 había un 54% de situación de pobreza y un 21% de desocupación. Eso mejoró en 2008 y 2009 y ahí se estancó la mejora de la estructura productiva, se estancaron las mejoras en el mercado de trabajo y eso repercutió en que la calidad de vida de la población no siguió mejorando con la velocidad con la que había mejorado de 2002 a 2008”, argumentó Donza.

Cabe recordar que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que en el segundo semestre de 2018 la pobreza alcanzaba al 32% de la población. En septiembre dará a conocer el informe del primer semestre de 2019.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com