The I-Land: La peor serie que jamás vi

Netflix produce esta serie tan mala que podría usarse para torturar prisioneros en Guantánamo

Cada vez que entraba al servicio de streaming, me saltaba como recomendación. Similar a una o como serie de misterio. Finalmente decidí darle una oportunidad. El episodio piloto comenzaba con robos explícitos a la famosa Lost, el plano con el que abre es una copia textual. La protagonista abre los ojos acostada en una playa sin recordar cómo llegar allí o siquiera su propio nombre. Poco a poco van apareciendo otros personajes en la misma situación, cada uno con algún objeto a su lado.

Lo primero que me distrajo es lo aburrido que llega a ser la fotografía, desde el primer momento recuerda a las imágenes que suelen utilizarse para las telenovelas de La rosa de Guadalupe. Se lo perdoné esperando que en otros capítulos mejorara.

Lo segundo fueron los pésimos personajes, que encima se acompañaban con actuaciones entre malas y mediocres. La protagonista se supone que es inteligente y fuerte, pero además de tomar decisiones por demás cuestionables y sin sentido, no suele demostrar una gran inteligencia. En una gran demostración de un guion escrito sin ganas, ella descubre pruebas irrefutables que alguien los dejó en esa isla deliberadamente y su única reacción fue “eso significa… algo”. Literal, eso dice.

La coprotagonista mantiene actitudes totalmente psicópatas, que me hacían suplicar que la ataran antes que asesinara a alguien. Sin embargo, en la serie se la trataba como si esa forma de ser (amenazar con cuchillos, ignorar que a alguien se lo coma un tiburón) fuera algo normal de cualquier vecino que uno se cruza por la calle. Después tenemos al negro, que es bueno porque se decide que es bueno; nunca sabemos nada sobre él pero desde el primer momento los demás simplemente aceptan que es bueno. Por supuesto el malo es rubio, alto y con actitudes de violento y violador. Es malvado, un villano de Disney… pero a todos les parece bien.

Hay otros personajes pero apenas si tienen nombre, mucho menos personalidad. Apenas llegan, en lugar de preocuparse por descubrir dónde están, cómo llegaron allí, quienes son o al menos buscar comida y un refugio para sobrevivir, deciden tomar sol y nadar en el mar. Totalmente sin sentido.

Creo que lo que intentaron fue hacer una versión de Lost para las nuevas generaciones, políticamente correcta. Lo incorrecto fue su propia existencia.

Claramente no comprendieron lo que hizo tan popular a la serie de J. J. Abrams y Lindelof. Los misterios que componen a una serie no son suficiente con que solo estén allí para atraer a la audiencia. Si los propios personajes no se interesan por los misterios que los rodean, el público tampoco lo hará. No basta con poner cosas raras si nada está bien escrito. Un buen guión es indispensable, personajes que te caigan bien o mal, pero que puedas sentir como reales.

Esta serie es un completo insulto para el pobre espectador que pierda su tiempo en verla. Que haya sido hecha para lavar dinero es la única razón que encuentro para que este bodrio se creara. Hay malas series en Netflix, pero con esto cruzaron un nuevo límite.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com