Delfina Pignatiello: “Estoy muy orgullosa de todos nosotros”

Delfina Pignatiello, la máxima figura argentina en los Juegos Panamericanos, destacó el trabajo de todo el equipo de natación.

Argentina tuvo una actuación histórica en Lima y logró su mejor performance fuera del país en toda la historia de los Juegos Panamericanos. Uno de los puntos altos de la delegación nacional fue la natación. Los nadadores argentinos se subieron al podio en el medallero y finalizaron en el tercer lugar detrás de dos potencias como Estados Unidos y Brasil.

La máxima referente de la natación argentina fue Delfina Pignatiello, quien ganó tres de las cuatro medallas doradas para la delegación nacional. La también abanderada de la delegación en la ceremonia de clausura, destacó el trabajo de todo el equipo argentino de natación. “Estoy recontracontenta”, afirmó.

“No solo por mi rendimiento, sino también por el de toda la selección, por cómo nos fue a todos”, agregó. “Todo fue histórico; creo que llegamos a un récord de medallas. Ya desde la primera jornada la rompimos, en medio de ese aliento que se sintió acá en Lima. En cada carrera dimos nuestro ciento por ciento, corriendo con el corazón. Estoy muy orgullosa de todos nosotros”, remarcó.

Por otro lado, subrayó la estrecha relación que se formó entre los nadadores argentinos. “Me quedó con todo: los momentos en que charlamos en el micro al regreso para la Villa Panamericana, o las comidas juntos, tirando chistes o jugando a las cartas. Hasta cuando tocó alentar en la posta y gritar como desaforados hasta que no te quedara voz”, destacó.

“También, cuando teníamos que hacer una entrada en calor, todo, todo. A estos Panamericanos intenté disfrutarlos enteros, pero podría destacar el momento de escuchar el Himno mientras veía a mis viejos en una tribuna y a mi entrenador en la otra”, agregó. “Es un instante muy cortito, de menos de un minuto, pero te pone la piel de gallina y no sabés si vas a llorar o a reír. O si vas a entonar las estrofas”, sentenció.

Por último, reveló cómo se sintió en su última prueba, una de las más exigentes. “Normalmente yo tengo muy buen cierre. No sé si es algo que vengo practicando en el entrenamiento, pero siempre me surgió así: desde que tengo 14 años y compito en los Nacionales, toda mi vida tuve un buen cierre. Entonces sabía que contaba con ese plus; estaba al tanto de que si se entablaba el duelo con ella podía cerrar bastante fuerte. Corrí muchas veces con Kristel: a veces me ganó ella, otra veces yo, pero es una muy buena rival”, dijo sobre la chilena con la que peleó cabeza a cabeza hasta el final.

“Sentí alivio porque fue una prueba dura. Arranque primera, dominando la carrera. Luego, en una vuelta medio que me quedó larga y la chilena me alcanzó”, agregó. “Después fuimos juntas y estuvimos ahí apretaditas. Pero fue una carrera totalmente mental. Los 1500 no son como los
50 metros libre, que te tirás y tenés que hacer la partida y la llegada
perfectas. Es una carrera llevadera, que tenés que enfrentarla con mucha
cabeza. Todo suma para el camino a Tokio”, cerró Pigniatiello.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com