Reseña: Rambo Last blood

Vuelve John Rambo, el ex-boina verde, más viejo y más racista que nunca

Nacido en la época de Reagan, estandarte de las áreas más conservadoras de los Estados Unidos de América y uno de los personajes emblemas de Sylvester Stallone. Personalmente me quedo con el otro personaje, Rocky ha demostrado últimamente que aún tiene más para dar. En cambio, Rambo siempre fue más una épica de violencia pochoclera que dejaba atisbar la malo del turno para el gobierno del norte.

La película comienza queriendo mostrarnos la vida de retirado de John, en una casa alejada del sur junto a su sobrina. No se conforma con un guion soso y aburrido, se potencia con una dirección mediocre y con un montaje descuidado. Esta es la parte en la que deberíamos empatizar con los personajes, sentirnos tocados por la vida pacífica en la que vive nuestro querido personaje. No consigue más que sacarnos grandes bostezos.

Ahora el tema, la sobrina de Rambo es secuestrada por las personas más malas que pueden haber pisado la tierra de la libertad de Donald Trump: mexicanos. Cualquier personaje latino que aparezca en esta cinta es inmediatamente merecedor de un balazo por parte del ex militar estadounidense. Especialmente los dos traficantes mexicanos encarnados por dos actores españoles. Por supuesto nuestro personaje principal buscará venganza.

Seamos justos, siempre esta saga buscó caricaturizar al enemigo de turno de Estados Unidos, hayan sido estos viednamitas o rusos. La gracia del film radicaba en la violencia y la sangre, aunque la primera haya tenido un tratamiento interesante para la época de la psicología del protagonista. El problema en esta (esperemos que) última entrega es que la razón por la que uno va a verla no se encuentra hasta los últimos diez minutos. Es recién cuando (aún mal dirigidas y peor montadas) las escenas de acción copan la pantalla.

¿Vale la pena ver Rambo: Last blood?

Es triste que después del regreso triunfal de Rocky con dos películas bastante buenas, Stallone no haya logrado darle un buen final a su otro personaje estrella. Quizás los más fanáticos de la saga puedan encontrarla más satisfactoria, pero desde un punto de vista cinematográfico no es más que otra película genérica de acción. Incluso con una calidad por debajo de la media. Tal vez es hora de dejar descansar en paz a John Rambo.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com