La luz del fin del mundo: Paternidad post apocalíptica

Se estrena la primera ficción dirigida por Casey Affleck, quien también protagoniza

El último trabajo como director de Casey Affleck fue el falso documental I’m still here que había filmado con su ex-cuñado Joaquin Phoenix y casi destruye su carrera. Casi diez años después vuelve a tomar la batuta, esta vez para traernos una historia de amor paternal en un futuro apocalíptico.

Un padre y su hija buscan sobrevivir en un mundo donde todas las mujeres han sido exterminadas a causa de un virus. Siendo ella la última mujer y él siendo el último padre sobre la tierra, deben escapar para evitar ser capturados por los sobrevivientes.

Como puede verse, es una trama bastante utilizada en los últimos años. Similar a La carretera (2010) con Viggo Mortensen o la grandiosa Niños del hombre (2006) de Alfonso Cuarón. La cinta de Affleck no llega a sorprender como una joya del séptimo arte pero se defiende como una película dirigida de manera correcta, consciente de lo que quiere contar. No es poco para lo que es casi una ópera prima.

Dejando el mundo apocalíptico como sólo un trasfondo, la película se centra en la relación paternal. Sabe correrse incluso en las partes de acción para recordarnos a la audiencia quienes son los protagonistas y por qué nos importan. Manejando los recursos cinematográficos de forma quizás algo básica pero de ninguna forma incorrecta, la cinta funciona en una búsqueda muy emocional. Proponiendo al amor como redentor, entre todas las personas y sobretodo en la crianza de nuestros hijos.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com