It Capítulo 2: Todos flotan de nuevo

Regresa el payaso Pennyweise de mano del argentino Andy Muschietti, director de la primera entrega.

La película basada en el famoso libro de Stephen King, estrenada en el año 2017 se convirtió en la más taquillera de la historia, para felicidad de Warner Bros. Aprovechando que sólo se había utilizado la mitad del libro, el terreno ya estuvo listo para comenzar de inmediato con la secuela. Esta vez se le otorgó al director argento total libertad de acción y un mayor presupuesto general.

El club de los perdedores, esos chicos ochentosos tan carismáticos de la parte anterior, vuelven a reunirse 27 años después en Derry. Tan solo uno de ellos continúa viviendo en el pueblo y llama a los demás cuando nota el regreso del payaso maldito. Pero tardarán en llegar.

El primer tercio de la película (que dura casi tres horas) se ocupa de mostrar que fue de la vida de los protagonistas. Con muchos flashbacks y escenas que a veces pueden sentirse algo lenta, esa parte se sostiene principalmente gracias a las buenas actuaciones con que cuenta. Es que todo el reparto, además de haber sido muy bien elegido, dan lo mejor de sí para ayudarnos a conectar.

Una vez en Derry, los vemos reunidos para enfrentar a Pennywise. Aunque no por mucho tiempo. El guion parece tomar ideas de Scooby Doo y los separa constantemente para buscar pistas y enfrentarse a sus miedos por separado. Siendo honestos, el ritmo no se sostiene tan consistente como en la película anterior, alternando entre muy buenas secuencias y otras que dejan bastante que desear. A pesar de contar con buen presupuesto, los efectos a veces se ven algo falsos abusando del CGI. Y Pennywise aparece realmente poco para lo que nos gustaría verlo.

Pero todo se compensa en el final. Es sabido que Stephen King no es el mejor escribiendo finales, algo de lo que él mismo suele burlarse. Además, el final del libro es bastante metafísico y ya fue muy mal manejado en la versión de los ’90. Sin embargo, Andy Muschietti hace realmente un gran trabajo para dar un final más que satisfactorio en todos los sentidos.

¿Vale la pena ver It: Chapter II?

Aunque es notablemente inferior a su predecesora, la película resulta altamente entretenida, su larga duración pasa volando. A veces abusa de los golpes de efectos y ahonda menos en la psicología de los personajes, un punto muy fuerte de la primera parte. Sin embargo estos terminan siendo puntos menores en una película que es un digno cierre para una gran historia de aventura y crecimiento. Con un fantástico payaso maldito. Tomá tus globos rojos y flotá con nosotros en el cine.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com