Dolor y gloria: Auto ficción de Almodóvar en su mejor forma

Echamos un vistazo a la película que acaba de ser seleccionada para participar por los Oscar por España en mejor película de habla no inglesa

Poco después de ser ganadora en el festival de Cannes por mejor actuación para Antonio Banderas, España seleccionó la nueva película de Pedro Almodóvar (Volver, La piel que habito) para competir en los premios Oscar. El film se encuentra cosechando críticas sumamente favorables en festivales de todo el mundo, a pesar que en nuestro país se mantuvo apenas unas semanas en cartelera.

La película presenta a Salvador Mallo (Antonio Banderas), un director de cine aquejado de gran cantidad de problemas médicos, debido a los cuales se ve imposibilitado de seguir filmando. Se enfoca en reencuentros con distintas personas de su pasado. Un actor al que no ve desde hace más de 30 años, un amante con quien convivió tres años, hasta reconciliaciones con el recuerdo de su madre. Podría criticarse que solo es una colección de anécdotas inconclusas, pero la verdad cada historia ayuda a llevar el relato y conectar al siguiente. Una sola escena, en la que se habla de las consecuencias de un síndrome de abstinencia termina en la nada.

La cinematografía de Almodóvar suelen ser melodramas que esconden metáforas de relaciones interpersonales o paisajes políticos. Dolor y Gloria es la más autobiográfica del autor, una exploración personal a la vez de un canto de amor al cine. Quizás es esta simpleza de la trama la que le permite hilar más fino en el guión, presentando un perfecto equilibrio entre drama y humor.

Fácilmente identificable es la fotografía que lo distingue en sus producciones por sus colores sobresaturados. Puestas en escena con gran cantidad de objetos en ordenado desorden, siempre con grandes paletas de colores. Esta vez, el director manchego no satura tanto la pantalla, encontrando un exquisito punto de belleza visual. Dato de color: todo objeto que decora el departamento de Salvador Mallo pertenece realmente a Pedro Almodóvar, incluso los cuadros y esa lámpara con forma de pokebola.

La música es hermosa, Alberto Iglesias (quien ya había colaborado en La piel que habito y Hable con ella, entre otras) elabora un soundtrack que se utiliza perfectamente para potenciar cada escena. Al volver del cine me coloqué los auriculares y la reproduje nuevamente desde Spotify.

No hay mucho que decir de las actuaciones. Cameos de Rosalía, Cecilia Roth, su hermano Agustín Almodóvar, entre otros. Una de las mejores actuaciones de la carrera de Antonio Banderas. Grandiosos desempeños de Penélope Cruz, Asier Etxeandía, Leo Sbaraglia, Julieta Serrano, etc.

Claro que vale la pena ver Dolor y Gloria de Pedro Almodóvar

Personalmente la considero de los mejores estrenos que pude ver este año. Se dijo que es una película para fans de Almodóvar, pero honestamente nunca fui muy seguidor y aun así la disfruté inmensamente. Quizás quienes conozcan más datos de la vida del autor puedan encontrarle otras capas de profundidad, pero creo que es un film que cualquiera puede llegar a amar. Si gana el Oscar seguramente se reestrene, mientras tanto recomiendo buscar por donde verla. No se van a arrepentir.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com