Cats: la película de horror furry

Rodeada de controversias y misticismo por sus malas críticas, llega a los cines del país esta película musical

Desde el primer momento en que salió a la luz el tráiler, nadie supo cómo tomarlo. Algunos decidieron darle una oportunidad, ya que estaba dirigido por Tom Hooper, quien cuenta con un Oscar a mejor director por El discurso del Rey, además de habernos dado la adaptación musical en cines de Los Miserables. Otros tuvieron pesadillas toda la noche, las que continuaron hasta el estreno, que confirmó sus terribles sueños.

Un poco de historia. En el año 1939 se publicaría una colección de poemas humorísticos y fantasiosos llamado El libro de los gatos habilidosos del viejo Possum, escrito por T. S. Eliot. En el año 1981 se estrenaría la versión musical teatral en el West End, compuesta por Andrew Lloyd Weber, totalmente destruida por la crítica pero que fue un éxito comercial. Tanto así que estableció un récord, convirtiéndose en el musical más longevo, presentándose durante casi veinte años continuos. La idea de una versión en cines comenzó a barajarse en el año 1990 pero no fue hasta que Tom Hooper tomó las riendas junto al mismo Andrew Lloyd Weber en 2016, que la producción inició.

La película cuenta la historia de los llamados gatos Jélicos, quienes viven en un basurero y una vez al año realizan una competencia musical para decidir quién ascenderá a la capa Heaviside para resucitar en una nueva vida jélica. Es decir, compiten y el premio es morir. Hay quienes se preguntan si el universo de Cats sucede en un futuro pos apocalíptico en que la humanidad pereció y los gatos evolucionaron, pero no entraré en esas discusiones. Durante la cinta veremos los números musicales de todos los personajes, interpretados por Judi Dench, James Corden, Jason Derulo, Idris Elba, Jennifer Hudson, Sir Ian McKellen, Taylor Swift, Rebel Wilson, entre otras estrellas.

Lo mejor de la película es la música y las interpretaciones. Como no podría ser de otra manera, con tal tamaño de estrellas, tanto las canciones como las actuaciones y las escenas de baile son algo que vale la pena ver. Puede notarse que cada involucrado puso lo mejor de sí para llevar adelante tan extraño proyecto. Hay canciones que merecen escindirse del proyecto y hacerse valer por su propia calidad.

Lamentablemente es difícil concentrarse en estos aspectos positivos cuando cada actor está cubierto por una montaña de CGI que, hay que decirlo, no se ve para nada bien más que para causar pesadillas. Los sucesos y perspectivas tampoco ayudan en nada. A veces los gatos parecen medir casi un metro y otras no más de veinte centímetros. Los escenarios armados son impresionantes, se nota que hay poco CGI en esos fondos, pero desgraciadamente están muy mal iluminados. Los lugares bien iluminados son los más extraños de todos. Como un bar de leche (no sé cómo funciona eso) o el baile de Rebel Wilson en el que come cucarachas rodeada de un ejército de ratones. Difícil concentrarse en algo con eso sucediendo en pantalla.

La película, como dije, es un top de lo extraño. Claramente es un proyecto fallido, no solo por las malas críticas, además porque no logró reunir ni la mitad de lo que costó realizarla. Pero es probable que en un futuro se convierta en un clásico de culto por las mismas razones. Una de esas cosas tan extrañas que hay que ver para creer.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com